La Carne

Rosa Montero

Soledad, una mujer que ha llegado a los sesenta años, soltera, sin hijos. El miedo a la soledad (como su nombre), a la pérdida del amor, a la muerte. Necesita sentirse viva a través de relaciones con hombres, pero en su desesperación, llega a contratar a un gigoló por el que va sintiendo una atracción irresistible y el deseo de perpetuar la aventura. Su razón y su emoción van en caminos opuestos. Hay una porción de sí misma que mantiene los pies en la tierra, aunque su conducta sea la de una mujer sin control. La pluma de Rosa Montero nos lleva por estos vericuetos de la mente donde la locura se mezcla con la sensatez de una mujer adulta.

Las Montañas de Buda

Javier Moro

Una historia que describe con exactitud la invasión del Tíbet por los chinos. Nos cuenta cómo apareció el XIV Dalai Lama, su instrucción, sus luchas internas y luego, el doloroso exilio.

Una historia llena de los horrores que sufrió el pueblo tibetano: los robos, asesinatos, torturas. Se entremezcla con la historia real de dos monjas budistas que  encarcelan y cómo éstas luego de ser liberadas, parten al exilio a través del Himalaya. Llena de crudeza y veracidad, nos deja con el sabor de la impotencia y la injusticia, y la exaltación a un pueblo cuyas costumbres nos hablan de valores superiores. Esos mismos que se han perdido en la cruenta lucha por la vida y la ambición.

A Flor de Piel

Javier Moro

Es una obra biográfica anovelada sobre la vida de  Xavier Balmis : un consagrado médico español cuya pasión era la medicina.  Casado, con un hijo, deja a su familia para probar nuevos rumbos en otros países.

Una de sus mayores hazañas fue llevar la vacuna de la viruela (recién descubierta) a las Américas y Filipinas. Una expedición por barco que llevaba a 22 niños huérfanos recién vacunados, para lograr inocular dicha vacuna a miles de personas. Los acompañaba, Isabel Zendal, encargada de cuidar a los niños.

“Balmis y José Salvany fueron el alma de la expedición, la cual partió del puerto de La Coruña en 1803 a bordo del navío María Pita. De allí viajó a San Juan de Puerto Rico, La Guairia, Puerto Cabello, Caracas, La Habana, Mérida, Veracruz y la Ciudad de México. La vacuna llegó a lugares tan lejanos como a Texas en el norte y a Nueva Granada en el sur. Aunque no el propio Balmis, otros miembros de su expedición, entre ellos el doctor Salvany, llevaron la vacuna a América del Sur, hasta Chiloé, en la actual República de Chile, y en esa época el territorio más al sur bajo dominio español en el Pacífico”.

Esta expedición fue lograda gracias al empuje del rey de España, Carlos IV.  Al partir, no se esperaban encontrar toda una serie de intrigas políticas entre los encargados oficiales de los países visitados.

El valor de los expedicionarios fue heróico. Lograron vacunar, aún en contra del clero, y la corrupción existente, a miles de personas. Sobreviven milagrosamente a los embates del tiempo, naufragios y enfermedades contraídas debido a las condiciones precarias del viaje.

Javier Moro desentraña esta inolvidable epopeya, siempre con su manera tan apasionante de revivir la historia y con una amena descripción de los acontecimientos.

Cartas a un joven poeta

Rainer Marie Rilke

Este libro es un intercambio de cartas que se dio entre Rilke y un poeta desconocido para él: Kappus.  Es una obra de arte, en el sentido de que todo lo que escribe está sustentado por una vena artística maravillosa en su prosa, en su forma de pensar y exponer la vida, el amor, la belleza, el arte, la soledad, la muerte.  Toca temas filosóficos con gran maestría y sensibilidad; permitiéndole al lector gozar de sus pensamientos y de admirar la manera en que los describe.  Recomendado para almas sensibles, para quienes tienen dudas existenciales, o para quienes admiran la belleza y la profundidad de pensamiento en la escritura.

Concluyo con unas frases que encontré en Wikipedia acerca del libro: “Así dice Rilke a Kappus: no es la vida de cadete o de oficial la única vacua y carente de importancia o de significación. Todo trabajo obligado, toda ocupación irrecusable, significan un desgraciado alejamiento del centro de lo humano. El peligro está en “el mundo cotidiano y alienante del trabajo”… En el bullicio y en el estrépito en medio de los cuales tienen que transcurrir muchas de nuestras horas… Desgraciadamente, qué poco tiene que decir -acaso- esta obrita a generaciones ganadas por la era tecnológica, carentes de oídos para escuchar y entender su “mensaje”. Una multitud acaso extraviada, alejada de sí, de todo sentimiento de hondura y de Dios -o de lo sagrado-, o de la posibilidad misma de su problema. De ese Dios que tal vez todavía no haya sido, y que está adelante, en el porvenir. Idea del Dios futuro, que también está en Heidegger”.

Mi pecado

Javier Moro

La biografía de la artista española Canchita Montenegro. Sus inicios en Hollywood, sus grandes habilidades como sus grandes temores. Sus amores y la gran pasión que tuvo con el gran actor (casado) Leslie Howard.

La carrera cinematográfica de Canchita duró poco. Después de divorciarse de un director brasileño, se casó con Ricardo… y renunció por él a su carrera.

La historia nos narra con lujo de detalles su carácter, su picardía, su belleza, notoriedad, pero también la inmensa soledad que la caracterizó durante su estancia en un país extranjero. Nacida en España y habiendo dejado atrás madre, hermanas y familia, tuvo que enfrentarse sola al mundo competitivo norteamericano. Y dejó un buen recuerdo no solo entre sus compañeros, sino en su audiencia. Se retiró a los 33 años.

Los libros de Javier Moro son novelas biográficas. Me han gustado más otros personajes porque me han parecido menos frívolos y más interesantes, sin embargo, su escritura siempre es de calidad y la documentación de sus libros es palpable al leerlo.

La desintegración de mi realidad ordinaria.

Lori MorrisON NOVOA

Ella, una muchacha norteamericana.  El, un salvadoreño divorciado tres veces la pide en matrimonio.  Se van a vivir a El Salvador a orillas del lago Ilopango.  Llevan una vida llena de felicidad y alegría.  Ella es una mujer emprendedora y elige trabajar (a pesar de que él es un hombre económicamente estable) obteniendo mucho éxito.

Pasan 15 años y durante una viaje en lancha por el lago, él muere súbitamente.  De ahí en adelante Lori sufre una transformación interna muy grande.  Al principio, la depresión, la búsqueda de información sobre la muerte.  Y luego llegan los ruidos, las visiones desconcertantes que la llevan dos veces a centros psiquiátricos.  No sabía que luego de ser sanada por unos chamanes colombianos, la cordura llegaría a ella en forma de un resurgimiento interno que la pone en contacto con su ancestral sabiduría.  De ahí en adelante, Lori se despide de El Salvador, radica en Estados Unidos y da consejería espiritual.  Una historia real.   Su página web: http://lorimorrison.com/

 

El perdón radical

Colin Tipping

Es interesante y necesario saber que la vida siempre nos confirma las creencias que sustentamos.  De manera que, si queremos saber qué creencias son las que sostenemos en nuestro sistema de valores, tenemos forzosamente que echarle una ojeada a nuestra vida y ver qué está ocurriendo en ella.  Sabemos también que las crisis son las mayores oportunidades que la vida del espíritu nos ofrece para sanar e ir más allá de nuestra mente dual.

Nuestra sociedad nos ha educado a juzgar, a evaluar, condenar, acusar y ejercer un papel de victimización cuando nuestras vidas o las de otros, no van de acuerdo a nuestras metas y objetivos.  Y de ahí parte el sufrimiento y el dolor derivado de creer que soy o eres culpable.  Si desviamos la atención y vamos un poco más adentro, nos daremos cuenta de que todo lo que es nuestra realidad parte de nuestro sistema de creencias.  Y es aquí donde entra el perdón radical.  Reconocer este hecho y ver más allá de las apariencias para comprender que desde un punto de vista más alto (espiritual) podemos ejercer una influencia positiva en nuestra vida y en la de los demás.

La curación viene cuando vemos nuestra verdad desde un punto de vista amoroso.  Nuestra alma ha diseñado las circunstancias dolorosas para que podamos abrir los ojos y ver que es a Dios a quien podemos entregarle nuestro dolor para que lo sane. Nosotros no podemos violentar ni forzar ninguna situación.  Al darnos cuenta de que muchas de nuestras creencias operan a nivel inconsciente, “el drama” nos empuja a re evaluar nuestras creencias, nuestras opiniones, para que sean sanadas desde el espíritu.  Aceptar la situación desde esta perspectiva nos coloca en una energía de fluidez, contrario a la energía de dolor y control.  Al cambiar la energía, automáticamente nuestra vida da un giro y todos los dramas desaparecen. Porque dejamos que sea el amor quien opere en lugar de nuestro ego.

La vida está diseñada para aprender.  Y podemos optar por el mundo de la humanidad (el común) o el mundo del espíritu (la verdad).  En el mundo humano predomina el ego, o la separación y en el divino, el alma, o la unidad.  Y así nuestra energía sube y baja de acuerdo a las decisiones que tomemos en cada circunstancia y en cada momento.  Es a través del perdón que llegamos a casa.  Un perdón que viene no desde la parte más densa de nuestra esencia humana, sino de la más alta frecuencia vibratoria que proviene de Dios.